Traductor

 

miércoles, 10 de noviembre de 2010

¿Cómo se puede aplicar la Teoría del Desdoblamiento del tiempo a la educación y el aprendizaje?

Uno de los grandes retos de la era tecnológica es rebajar el grado de incertidumbre, caos y complejidad de nuestro contexto inmediato. Para ello utilizamos distintos recursos como la creación de patrones o soluciones parciales que, debidamente combinadas, contribuyen a la resolución de problemas recurrentes.

Sin embargo, Jean Pierre Garnier Malet, padre de la Teoría del Desdoblamiento del tiempo, en una entrevista realizada al diario La Vanguardia (martes, 9 de noviembre de 2010, contraportada de la edicion impresa), nos ofrece otra perspectiva ya que explica que el desdoblamiento del tiempo nos da como resultado un hombre que vive en un tiempo real (perceptible) y en un tiempo cuántico (imperceptible y con la posibilidad de visualizar varios estados potenciales), lo que equivale a decir que tenemos un yo consciente y un yo cuántico que intercambian una información que permite anticipar el presente a través de la memoria del futuro (hiperincursión), reduciendo significativamente el grado de incertidumbre.

La pregunta es ¿cómo podemos aplicar eficientemente estas potencialidades el mundo educativo?